La natamicina bloquea de manera natural y efectiva el crecimiento de las levaduras y el moho a través de un mecanismo único que impide la absorción de los nutrientes.

¿Qué es la natamicina?

La natamicina, también conocida como pimaricina, aparece naturalmente en el suelo como resultado de la fermentación bacteriana y fue descubierta por los científicos de DSM hace más de 50 años. Existe en el mercado desde 1967 y se utiliza predominante para la conservación de los alimentos y en casos muy raros como tratamiento para las infecciones fúngicas.

¿Cómo se produce?

La natamicina es producida mediante un cultivo puro de bacterias Streptomyces natalensis siguiendo un proceso estrictamente controlado de fermentación. Después de la extracción, la natamicina es centrifugada, filtrada y lavada, para asegurar la pureza y calidad del producto final. La natamicina está disponible en formulaciones líquidas y en polvo, y se vende comercialmente, entre otros, por DSM, bajo la marca Delvo®Cid.

¿Cómo funciona?

La natamicina protege los alimentos a través de un mecanismo único que dirige el ergosterol hacia la pared celular. El ergosterol es un elemento esencial de los hongos y las levaduras, es responsable del transporte intracelular de nutrientes y, por lo tanto, vital para su supervivencia. Como el ergosterol no está presente en las membranas externas de las bacterias, estas permanecen inafectadas.

¿Se trata de un antibiótico?

Bajo algunas definiciones, la natamicina es un antibiótico y bajo otras no lo es. Se llama técnicamente a la natamicina antibiótico en la conservación de alimentos pues puede prevenir el crecimiento de hongos y levaduras, que son organismos vivos (en latín antibiótico significa contra la vida). Sin embargo, como inhibidor natural de los hongos no tiene ningún efecto sobre las bacterias y por lo tanto no tiene nada en común con los antibióticos medicinales regulares que se prescriben para tratar infecciones bacterianas. Por lo tanto la natamicina no es un antibiótico según la OMS.

OMS: La natamicina no es un antibiótico

Según la última definición de la OMS (Organización Mundial de la Salud) de 2011, el término antibiótico se utiliza como sinónimo para sustancias antibacterianas utilizadas para tratar infecciones bacterianas en personas y animales. Según esta definición la natamicina no es un antibiótico.

La historia de la natamicina

El Dr. Jacques Waisvisz es uno de los inventores de la natamicina, también conocida como pimaricina. Él trabajó para el productor de levadura Koninklijke Nederlandsche Gist- en Spiritusfabriek (KNG&SF) durante la década de 1950, empresa que más tarde se convirtió en Gist-brocades y finalmente en DSM.